lunes, 25 de mayo de 2009

Ambigues






Los Ambigues, fueron un cacicazgo de gentes caribe, que ejercían influencia en las cuencas hidrográfica del centro del actual Departamento del Tolima, que posteriormente llamarían los conquistadores europeos, la Nación Pijao, [1] en compañía de otros varios cacicazgos de la cuenca hidrográfica del río Magdalena y río Cauca en Colombia.
Define la palabra Ambigues Pedro José Ramírez Sendoya como: Brujos o ripxaus. (Bijaos) [2] Pero sin estar relacionada con la brujería, a causa de una errada comprensión de las lenguas nativas americanas por los castellanos, la raíz de la palabra ambigues sugiere el significado de: Curanderos, encontrando la relación de origen en la palabra amazónica: Ampy que significa, medicamento, pócima curativa, extracto de tabaco. [3]

1. Aspectos Historicos

Una de las primeras menciones que dan los historiadores alrededor de 1550, desde las planicies cálidas del valle del río Magdalena (Wakaka-ya) cerca a lo que hoy es la ciudad de Girardot, es que, al paso de Don Andrés López de Galarza, Oidor de la Real Audiencia de Santa Fe; que realizando la primera misión para su cargo y encomendada por la Corona de Castilla en Indias: Encuentra en un rico valle, unas gentes que sin cubrir sus genitales; traían sus pieles pintadas de colores, adornadas con balakas de plumas y oro, todos vistiendo sus prendas de guerra y armados de lanzas de treinta palmos y grandes escudos de piel de danta que amistosos fueron con el extranjero. [4] Intimidado Andrés López de Galarza con el número de guerreros Ambigues y de otros cacicazgos vecinos y federados que apoyaban al Cacica Ambica en número total de treinta mil hombres, como táctica para con estas gentes, el extranjero prohibió a sus tropas realizar actos de salteo en tal grado, que uno de sus hombres fue severamente castigado por apropiarse de algunas chagualas de oro de estas gentes. Luego desconfiado el Cacica Ambica, escolta cauce arriban del hoy río Coello (Coe-ya) al conquistador que tiene como propósito, hacer un caserío de descanso seguro en estas tierras y facilitar el paso a la ciudad de Cartago y le lleva lejos de los limites de su territorio, hasta un valle baldío y solitario protegido por montañas y un profundo cañón, limítrofe con Cacicazgos de familia Cocu-ana y Quimba-ana, donde realizara el Oidor el primer asentamiento de la Villa de San Bonifacio de las Lanzas.(Ibagué). Recuerdan los cronistas que el conquistador al tomar posesión en nombre de la Corona Española de esas tierras y para hacer honor a estas gentes de las que, “tan buen trato recibió”, llamo al caserío, Ambigues: "Que así llamaban a las gentes de este cacicazgo, los indios Paeces".
La última mención histórica la hace Fray Simon en el Capitulo XLI y XLII, al describir los últimos eventos de la guerra contra los pijaos en episodios ocurridos alrededor de 1607, relatos de las empresas de don Diego de Ospina y Juan de Borja de los que resulta la muerte del Cacica de Kimba-ana Calarcá

2. Aspectos geográficos

Para las etnias Caribe de Colombia, la Familia Ambigues, eran un cacicazgo, que ejercían dominio en una extensa área del departamento del Tolima. Debemos resalar, que como medio de transporte principal, en las comunidades prehispánicas en toda America era la navegación fluvial y/o marítima, seguida por una extensa red de caminos en las zonas no navegables, que de igual modo seguían el curso de los ríos hasta sus nacimientos. Además de esta importancia obvia, encontramos que los ríos, eran los únicos hitos limítrofes entre las familias de cacicazgos antes de la conquista.
El territorio Ambiana comprendía entonces:
• Al Oriente: La margen occidental del Wuakaka-ya (Río Magdalena).
• Al Norte: La margen sur del Chica-ya (Ríos La China y Alvarado).
• Al Sur: La margen Norte del Cocu-ya (Ríos Cucuana y Saldaña).
• Al Occidente: Completando sus limites territoriales estaba la cordillera central en los nacimientos de estos ríos, incluyendo la Guaca Tulima (Parque Nacional de los Nevados).
• Eran parte de su territorio los valles de los ríos Ambi-ya (Río Luisa) Coe-ya (Río Coello) Opi-ya (Río Opia y Piedras)

3. Aspectos Antropológicos

Estas gentes caribe eran de carácter libertario y atrevido, no aceptaban el servilismo como forma de vida. [5] Sus proporciones regulares, color moreno, piel delicada y formas elegantes, [6] en la estética corporal las gentes ambigues realizaban, modificación de cráneo, con tablillas ortopédicas que usaban desde neonatos en la región occipital y frontal y les daba un aspecto de ferocidad; modificaban la forma de sus extremidades superiores e inferiores ajustando pitas (Cuerdas de fibras entrelazadas); cambiaban el aspecto de su nariz con la fractura del tabique nasal, además perforaban su nariz y el lóbulo de la oreja para el uso de emblemáticos y decorados adornos de oro; llamaban a sus adornas corporales Wua-La-ka (Balaca); coronas de diversos materiales, mascaras, diademas de plumas, brazaletes, narigueras u otros pendientes. Pintaban sus cuerpos en actos comunitarios de rojo con el tinte de Achiote que llamaban: Bi-Cha (Bija), [7] sus asambleas o mingas se verificaban a la sombra de ceibas, donde efectuaban sus ceremonias de guerra, coronación de cacicas, rituales nupciales y otros actos, usaban sus flores para adornar a las mujeres soltera (vírgenes)
Contrario con los europeos las gentes del alto Magdalena practicaban rigurosas costumbres de aseo. [8]

4. Aspectos del lenguaje

La toponimia Ambigues se caracteriza por la terminación de origen Karibe "Ima". [9] Esta terminación que indica territorio y es común para toda america, encontramos esta terminación en America del norte, Yak-ima (Yakima) y Ski-ima (Esquimales); en centro America, Col-ima (Volcán de Colima); en Colombia, Tol-ima (Volcán nevado del Tolima); en Brasil, Rora-ima (Roraima) y en Chile, Lla-ima (Volcán Llaima). [10] También hace parte de la toponimia de la Federación Pijao el ideograma silábico “Wua, Gua o Hua”, que indistintamente es usado como prefijo o sufijo y tan generalizado que son innumerables los accidentes geográficos en toda America. Significa este ideograma: Sacro o Sagrado por su relación con el agua como elemento sagrado de la vida, un ejemplo es la palabra Wua-Ka (Guaca) que significa El lugar sagrado del Señor (La tumba) y con una segunda significancia de Agua como elemento simple de la naturaleza. Esta homofonía se observa en palabras del ingles con: Water (Hua-Ter) y el latín: Aqua (A-Hua) que significan: Agua Decían Muan (Mo-Han) o Chaman, (Cha-Mo-Han) a sus sacerdotes y Tegua (Ta-Wua) a sus curanderos o médicos siendo estos roles distintos dentro de sus sociedad.

5. Aspectos religiosos

Estos y otros pueblos prehispánicos encontraban sagrados y mágicos todos los elementos de la naturaleza: Astros, eventos meteorológicos, fuentes de agua, seres vivos, vegetales, minerales y su propia existencia, practicaban una forma de Animismo en donde todo forma parte una sola unidad divina (monoteísmo primitivo). Pensaban que las acciones del hombre afectaban esta unidad divina y para mantener tan delicado equilibrio realizaban variadas formas rituales. Hacían representaciones o ídolos en oro, cerámica o troncos de madera de estos elementos mágicos que adornaban con dardos o lanzas, les pintaban de distintos colores y procuraban que fueran propicios con ofrendas de distintos elementos desde: sangre humana hasta bebidas de chicha de diferentes ingredientes. Creían que el espíritu era un: "Ente que vagaba en el tiempo, usando las diferentes sustancias o seres que poseía entonces con su cualidad o valor". Por esta noción de la espiritualidad, creían posible apropiarse de una determinada esencia espiritual y con ella de sus cualidades, solo como la ingesta del representante físico de dicho valor o cualidad. Así entonces, si en su dieta y acostumbre ritual se incluía a primates como parte de ella, suponían que por esta ingesta, tomarían para si el espíritu del animal y con ello la cualidad o valor deseado, en este caso en particular la habilidad de trepar rápidamente. Pensaban también que el valor de estos entes espirituales caducaba cada cierto periodo de tiempo, después del cual si se deberá renovar el espíritu con realizar una nueva ingesta de el representante físico.
Tenían como costumbre ancestral costumbre en el uso ritual del tabaco, usaban este para alejar los que erróneamente llamaron malos espíritus, en el ritual de fuma de tabaco, similar al uso de incienso en las Iglesias Católicas, con esto se lograba un ambiente limpio para la llegada de fuerzas o cualidades benéficas. Este ritual se hacía sobre cualquier ser animal, vegetal e incluido el hombre; que en su nacimiento era fumado y ombligado con esta planta, que actuaba como desecador envolvente de los restos de cordón umbilical del neonato. Sus ceremonias sagradas eran precedidas del ayuno de su Mo-Han o sacerdote, estos desde sus Guacas (Wua-ka) presagiaban aspectos de la dualidad Bien-Mal, con el vuelo de aves y mariposas o la lectura de: chaquiras, ceniza de tabaco, bejucos resinosos, sedimento de Chucula (Cacao) o en las entrañas de animal de monte. Usaban diferentes sustancias sicotrópicas para alcanzar el trance religioso desde Ha-ya-wua-ka (Ayahuasca) hasta venenos de insectos o animales. Su ritual funerario, con las variaciones en cantidad y calidad de las ofrendas, dependientes de la actividad productiva del cacicazgo, el tamaño demográfico y su duración en el tiempo o linaje; seguía los mismos patrones culturales de las gentes taino-caribes. Primero la preparación del cuerpo, con prendas y balakas representativas, estas dependían de el rol en su comunidad, pinturas corporales, definiendo su identificación dentro del cacicazgo y otras preparaciones. Segundo la preparación de la Guaca o tumba, [11] frecuentemente se construían mausoleos cavados bajo tierra con múltiples cámaras, unas para las ofrendas de familia, actos rituales y el cuerpo, todo eso subordinado a la categoría o importancia del muerto. Como costumbre en el luto tras la muerte, acostumbran a pintar su piel por los días por ellos necesarios para tal fin, durante los cuales hacen manifestaciones de dolor y llanto, llegando incluso al corte de los cabellos.

6. Aspectos económicos

Eran expertos en la metalurgia del oro para la fabricación de objetos y prendas de vestir, muestras de esto lo son el oro de la Cultura Tolima [1]. Eran decorativos generalmente de orden religioso y como accesorios en prendas de gala o de batalla que llamaban Balaka. Es su practica minera explotaban además del oro, cobre y otros metales presentes, extraían con explotaciones, tanto en fuentes de agua a manera de aluvión o con subterránea con técnicas de socavón. Para la separación del material las dos maneras de explotación, practicaban purificación con bateas. Como anécdota de la maestría en la metalurgia encontramos que engañaron a los encomenderos entregándoles tributos con aleaciones semi-preciosa de cobre que llamaban Tumbaga.
Conocedores además de técnicas de cerámica, explotaban minerales útiles para estos propósitos que también utilizaban como moldes y patrones para la fundición, utilizaban silicatos y arenas volcánicas como materiales para los moldes que usaban con las técnicas de la cera perdida y obtención de bloques para el laminado. El laminado e hilado de metales lo realizaban con enormes rodillos de piedra movidos por la técnica de trapiche. Aun los historiadores al encontrar tales rodillos les confunden con columnas de tipo republicanas que no eran propias de sus construcciones.
Su agricultura, como la de la demás gente Karib cosechaba en las cordilleras de manera extensiva a: Papas, Arracachas, Frijol, Uchuvas entre otras. En las zonas más cálidas: Maíz, Yuca, Mandioca, Coca, Tabaco, Algodón, Cacao, Aguacates, Ahuyama, Guayabas, Mameyes. Eran diestros en la domesticación de animales y mantenían en sus comunidades diferentes especies de aves y primates, estos últimos utilizados en la recolección de frutos de la selva y raciones de huevos, utilizaban como animales de rastreo a zorros y pastoreaban con intención de caza venados, chigüiros y otros anímales de sabana. Vale resaltar que las exploraciones tabacaleras del Tolima en el valle del Magdalena, tienen su origen en estas gentes, que eran conocidos por los demás pueblos por este tipo de explotación como con anterioridad lo expreso Simon.
Expertos en la pesca en zonas inundables y en caudales pequeños con sustancias toxicas como el Barbasco, que después de macerar, adentra en las fuentes de agua y aplicando sobre el caudal con movimientos circulares, esta planta venenosa afecta los peces, que recogen de la superficie luego con la ayuda de redes y desvisceran inmediata mente para evitar la contaminación de las carnes.

7. Aspectos políticos

Su organización social, el Cacicazgo, una forma de gobierno sustentado en clanes familiares de linaje ancestral, hasta de varios siglos, un rasgo característico de esta forma de gobierno era el servicio personal de los gobernados, sin el pago material de ningún tributo. [12] El cacicazgo no distinguía género, este rol lo podían ejercer cualquier sexo; ejemplo de esto es, la Cacica de Tamana, Gaitana. Estos cacicazgo permitía a estas gentes conformar federaciones o alianzas entre los distintos clanes familiares, con cierto grado de parentesco o de linaje común, la duración en el tiempo de estas formas de gobierno permitió a algunos cacicazgos alcanzar grandes grados de sofisticación o en casos contrarios la extinción de la rama familiar, teniendo en cuenta factores ambientales que favorecían o no su desarrollo.

8. Aspectos comunitarios

Sin duda alguna son reconocidas las obras civiles y comunitarias en toda América precolombina, siempre representadas por los imperios Inca y de Mezo-América. Esto no quiere decir de ningún modo las comunidades Caribe y Taino (Ara-wua-ka) en Colombia, indistinguibles étnica y culturalmente, separadas solo por la práctica de la antropofagia, no realizaran elaborados y sofisticados trabajos arquitectónicos comunales y civiles. Debe observarse la premisa de que, los materiales para la construcción de dichas obras en ocasiones se limitaban a los recursos naturales de la región de influencia, en otros casos, y en cacicazgos de ancestral linaje y duraderos en el tiempo y con economías duraderas, se recurría al traslado de materiales, dependiendo de la magnitud y majestuosidad de la construcción.
Esta gente no residía o acostumbraba a formar poblados, llamaban a sus construcciones: Maloca, Bahareque, Bohío y Caney, cada una de ellas con funciones distintas y de cuidadosa construcción. [13] Los materiales usados para la construcción de los sitios de habitación y trabajo: Algún tipo de hoja de palmera, para las cubiertas; pilotes estructurales de madera, Ceiba para el caso de los Ambigues; paredes construidas de esterillas de guadua, recubiertas o no de argamasa con alto contenido vegetal; esta última utilizada además para el inmobiliario y decoración interno de las mismas. Cerca de los lugares de habitación construían áreas cubiertas de trabajo, que llaman Caney, esta son construcciones con cubiertas de hojas de palmera sobre pilotes de madera, sin paredes o divisiones, teniendo siempre dos o más de estos, próximos al Bahareque de habitación de un caribe del común. Las Malocas en cambio eran construcciones públicas y comunitarias de grandes dimensiones, decoradas con sofisticación y esmero, donde realizar todos los actos comunitarios del cacicazgo.
Aquí de nuevo un rastro cultural que diferencia las comunidades Taino y Caribes en Colombia; para los Caribes sus construcciones de habitación llamadas Bahareque, seguía patrones rectangulares, para las gentes Taino las casas de habitación son de patrón circular y las llaman: Bohío

9. Notas y referencias




1. «como no fueran de tres naciones, Pijaos, Taironas y Araucos, que son las tres naciones de la gente mas valiente de las indias» Pedro Ordóñez de Ceballos
2. «Pijaos: Los Paéces los llaman Ambiguexs que significa Brujos o Ripxsau» Pedro José Ramírez Sendoya
3. «al ambir, que es una cierta masa hecha de la hoja y el sumo del mismo tabaco, cocida con algunos polvos de furao que es cierto salitre » Fray Pedro Simon
4. «Por licencia concedida en junio de 1550 por la real audiencia al capitán Andrés López de Galarza apresto en el paso de la canoa de montero noventa y tres españoles, cuarenta de ellos a caballo y muchos peones, lúcidamente armados……entraron al valle de las lanzas, llamado así porque en vez de flechas, esgrimían los indios grandes lanzas de treinta palmos, de guadua y punas de chonta, mientras se defendían con escudos de cuero de danta que llevaban colgados al cuello.»Pedro José Ramírez Sendoya
5. «selváticos, caribes, atrevidos, todos en general y en tanto grado, que muertos pueden ser, mas no rendidos a condiciones de servil estado » Relación y discurso de guerra de las Indias Occidentales
6. «son de proporciones regulares, color moreno, piel delicada y formas elegantes por lo que sus mujeres son verdaderamente bellas, incluso para el gusto europeo» Pedro Bosch Gimpera y Colaboradores
7. «para ser gentiles hombres, pintase con bija que es una cosa colorada»Fernando de Oviedo
8. «La mayoría de los indios amazónicos tienen gran afición por el baño que practican diariamente»Pedro Bosch Gimpera y Colaboradores
9. «La terminación Ima indica por doquiera el paso de las hordas Karibes invasoras» Pedro José Ramírez Sendoya
10. «Siendo con muchas probabilidades algunas razas americanas de origen asiático, vale la pena estudiar las coincidencias de nombres japoneses que terminan en Shima, que significa Isla» Pedro José Ramírez Sendoya
11. «hiciéronle sepultura fuera del fuerte, en habiéndole metido cada uno de sus parientes entraba en el hoyo y le decía al muerto no se que palabras en el oído y se volvía a salir hasta que habiendo entrado todos en su orden de esta suerte lo cubrieron con tierra he hicieron grandes llantos» Fray Pedro Simon
12. «Los señores de estas provincias no tenían tributo, sino el servicio personal; y por esto les labraban sus casas y sementeras, aunque por regalo les daban (los cacicas) de comer y de beber; y así, los señores ni tenían nada de los vasallos ni les faltaba nada» Antonio de Herrera
13. «buenos edificios de paredes de barro y madera casi del ancho de una tapia de las nuestras, altas y blanqueadas de greda muy blanca» Fray Pedro Simon



10. Referencias




• Simon, Fray Pedro (1882). Noticias historiales de las conquistas de Tierra Firme en las Indias occidentales. Bogota (vol. 5).
• Ramírez Sendoya, Pedro José (1952). Diccionario Indio del Gran Tolima. Editorial Minerva LTDA. R498.6 R15d 19 ed. (Biblioteca Luis Ángel Arango)http://www.lablaa.org/bibliotecavirtual.htm.
• Ordóñez de Ceballos, Pedro (1851). Viaje del Mundo. Cartas a Real Audiencia de Santafé.
• Herrera, Antonio de (1934). Historia general de los hechos de los castellanos en las islas y Tierra Firme del Mar Océano. Publicada por acuerdo de la Real Academia de Historia, con prólogo y notas del académico de número Antonio Ballesteros Beretta. 12 v. Madrid...
• Bosch Gimpera y Colaboradores, Pedro (1971). Razas Humanas... Instituto Gallach de librería y ediciones S.L. Mallorca Barcelona...

No hay comentarios:

Publicar un comentario